La Era Arcaica

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Son muy diversas las denominaciones con las que actualmente se conoce a La Era Arcaica; aunque algunos geólogos prefieran llamarla Eón Arcaico, también es encontrada como Arquezoico o Criptozoica. La realidad de estas ambigüedades, se desprende de la visión científica que se le haya encomendado a su estudio.

El Arcaico representa el segundo Eón del Precámbrico. Su inicio se encuentra registrado hace 4000 millones de años, aproximadamente. Posterior al Eón Azoico y previo al Proterozoico. El fin de La Era Arcaica se ubica hace 2500 millones de años. Es decir, que alcanzó una duración aproximada de 1500 millones de años.

La Era Arcaica representa un momento de la conformación de la Tierra rico en constantes movimientos de las placas tectónicas. Toda esta tectónica favoreció la evolución de la corteza terrestre y de los sedimentos que se habían comenzado a originar en la Era anterior; esto fue posible por los cambios en las temperaturas.

Características geológicas de La Era Arcaica

Durante la Era Azoica los estudios han determinado que se alcanzaron muy altas temperaturas; en consecuencia, el inicio del Arcaico, se caracterizó por tener temperaturas tres veces superiores de las que se pueden encontrar en la actualidad. Y, dos veces mayor que el presenciado durante el Proterozoico.

Las investigaciones geológicas han concluido en que las primeras manifestaciones de organismos vivos, datan de La Era Arcaica. Y, de ahí precisamente, es de donde proviene la denominación final de Arcaico, el origen o el principio de algo; en este caso, el origen de la vida en la Tierra.

Durante las intensas lluvias que duraron millones de años, tras la condensación del vapor de agua, se conformaron los mares y océanos. Uno de ellos, nombrado Panthalassa por los geólogos, llegó a cubrir casi la totalidad de la superficie terrestre. Y, del fondo de este, habrían surgido los sedimentos de los continentes.

En el territorio que hoy abarca el Hemisferio Sur, se encontraría un continente al cual llamaron Gondwana; por su parte, en el hemisferio Norte, se ubicaban tres masas continentales, llamados: Escudo Canadiense, Báltico y Siberiano. La separación marítima de ambos continentes fue constituida por el mar Thetys.

A diferencias de la Era Azoica, la Arcaica cuenta con divisiones. Las ausencias en la primera se debieron a la falta de evidencias sobrevivientes a las erupciones volcánicas. Por su parte, dentro de La Era Arcaica, se dieron a conocer cuatro momentos: Eoarcaica, Paleoarcaica, Mesoarcaica y Neoarcaica.  

La Comisión Internacional de Estratigrafía describe estos momentos y los ubica en orden cronológico. La subdivisión Eoarcaica debió iniciar hace, aproximadamente, unos 4000 millones de años. La Paleoarcaica, hace unos 3600 ma. La Mesoarcaica, 3200 ma. Y, la Neoarcaica, se origina entre 2800 y 2500 ma.

Primeras manifestaciones de vida

La Era Arcaica

Las primeras evidencias de individuos biológicos datan del Precámbrico, específicamente, de La Era Arcaica. De acuerdo a Bidii, Landeros y Garza (2008), indicaron que “fue necesario los escritos hechos en las rocas” p.6. En tal sentido, los fósiles ahí encontrados certificaron el inicio de la vida en la Tierra.

En la misma investigación, los mismos autores determinaron que: “Las primeras evidencias de vida son los estromatolitos, estos tienen una antigüedad de 3500 [ma]” p.7. Estos organismos se originaron tras la acumulación de partículas de sedimentos en áreas fotosintéticas.

Los principales rasgos de vida en La Era Arcaica permitieron constatar que la vida comenzó a través de organismos unicelulares. Y todo esto pudo ocurrir a mediados del Precámbrico. Por su parte, Bidii y otros, expresaron que desde hace 600 millones de años, aproximadamente, ya existían organismos multicelulares.

Los primeros fósiles encontrados respondían a bacterias y células procariotas y no liberaban oxígeno como lo hacen las bacterias de ahora. En las conformaciones rocosas que fueron encontradas en el área de los tres continentes o escudos, se hallaron fósiles de organismos biológicos; tales como: Algas y colonias de hongos.

En la vida después de La Era Arcaica los organismos unicelulares se enlazaron mediante un proceso denominado endosimbiosis; a partir de este, los organismos transitan la vía evolutiva, dando paso a nuevas conformaciones de vida. Otros organismos bacterianos se incrementaron considerablemente durante esta Era.

El clima

La atmósfera de La Era Arcaica aún no había alcanzado las características del oxígeno libre como fuente de vida en organismos multicelulares. En su lugar, había una condensación de gases que producían un efecto invernadero. Esto último, incidía en el dióxido de carbono y en el gas metano.

La aparición de la vida se dio gracias a la graduación del oxígeno en la atmósfera; proceso que tardó miles de millones de años. Por las rocas metamórficas encontradas se descubrió que llegaron a existir importantes concentraciones de agua y que las temperaturas se acercaban a las actuales.

Como consecuencia de las concentraciones de agua y del vapor de esta en la atmósfera, hubo una baja constante en las temperaturas de la Tierra. Aunado a esto, los estudios han demostrado que el sol brillaba a menor intensidad, favoreciendo la disminución de las altas temperaturas de la Era Azoica.

La geología

La Era Arcaica

Los rastros más primitivos de la corteza terrestre datan del Azoico. Sin embargo, un suceso importante afectó a la Tierra y a otros planetas del Sistema Solar durante La Era Arcaica; un grupo de asteroides chocó con la Tierra, la Luna y Mercurio afectando en la formación de grandes cráteres.

Según los geólogos, este hecho pudo haber ocurrido entre 3800 y 4100 millones de años. Esta colisión fue registrada con el nombre de Bombardeo intenso tardío y se le atribuye la desaparición de los protocontinentes que se habían conformado para el momento. De ahí la escasez de evidencias rocosas del Azoico.

La Era Arcaica estuvo sumergida por constantes choque entre las placas tectónicas y una colisión de meteoritos de gran tamaño. Al mismo tiempo, estos procesos, en conjunto con las mejoras en las condiciones climáticas, se pudo dar paso a los primeros organismos vivos.

Dados los acontecimientos de esta Era, en el Protezoico, la Tierra pudo experimentar el surgimiento de las plataformas continentales. Las temperaturas continuaron bajando hasta la formación de glaciares y se dio un alza en la creación de organismos bióticos.

Referencia

Bidii, M. y otros. (2008). Historia Evolutiva de la Vida. Revista Evolución (24). pp. 6 – 7.

Leave a Reply