Período carbonífero

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

El período carbonífero es uno de los períodos cronológicos usados para definir un espacio de tiempo concreto de la historia geológica de nuestro planeta. El nombre del período se debe a que durante este período ocurrieron diversos fenómenos en el planeta que permitieron la creación de depósitos con carbón.

El nombre carbonífero fue acuñado por los científicos William Conybeare y William Phillips, de origen británico en el año 1822. Etimológicamente está formado por dos vocablos: Carbo y fero (carbón y portador).

Este período se puede ubicar cronológicamente hace 359 millones de años, y duró hasta hace 299 millones de años. Ubicado luego del período devónico y antes del período pérmico.

En términos tectónicos esta época fue bastante activa, tanto, que ocurrió un fenómeno conocido como orogenia varisca, que consiste en el desplazamiento de placas tectónicas, formando cadenas montañosas, y en este caso en particular, contribuyó a la creación del continente Pangea.

Características del período carbonífero

Biósfera del período carbonífero

En este período surgen los primeros anfibios cuya respiración no es bronquial, para definitivamente establecerse en tierra firme. Esto pudo deberse a la disminución del nivel acuático. Además, la existencia de artrópodos en tierra firme, permitía una fuente de alimento segura y abundante para los anfibios no bronquiales.

También ocurre la evolución de los reptiles, que seguirán desarrollándose, aumentando en tamaño y en número, para eventualmente ser la especie dominante en el período jurásico.

Esto artrópodos abundaban en la superficie de tierra firme; debido a las concentraciones de hasta 35% de oxígeno (según estimaciones científicas), llegaron a desarrollarse artrópodos de un colosal tamaño para estándares actuales, como libélulas que al extender las alas llegaban a un tamaño de 60 cm.

período carbonífero

De esta manera, llegaron a existir milpiés de 2 metros de largo, escorpiones de 1 metro de largo, mariposas primitivas del tamaño de un ave moderna.

En los mares, continúa el proceso de extinción de los peces primitivos y siguen surgiendo y reproduciéndose los peces de estructura ósea o cartilaginosos. También surgen las esponjas, amonoideos y los tiburones primitivos.

A su vez, las algas calcáreas fueron importante en la formación de arrecifes de barrera, y no por los corales, que aún no existían y no surgirían hasta el periodo jurásico.

En el mundo vegetal, este fue el período geológico en el que ocurrió su pico histórico: Nunca más hubo otro período en que las plantas hayan alcanzado tanta proliferación sobre el planeta, abundaban sobre todo helechos gigantes con semillas.

También árboles gimnoespermas muy altos, algunos árboles alcanzaron hasta los 40 metros, nuevamente, debido a la alta concentración de oxígeno ya mencionada. A su vez, los hongos se diversificaron en numerosos tipos al no tener un depredador mayor.

período carbonífero

Fue justamente esta riqueza en vida vegetal, que eventualmente quedó sepultada por accidentes geológicos, con el paso del tiempo, se terminarían convirtiendo en carbón. La materia orgánica seca de los vegetales sepultadas en pantanos, enterrada a gran profundidad y con temperatura, terminó convertida en carbón.

Esta abundancia vegetal encerrada en los pantanos, en todo un entorno acuático, fue perfecto para el desarrollo de los anfibios que dejaban sus huevos en el agua, y estos luego salían a tierra a buscar alimento.

Sin embargo, a mediados del período carbonífero hubo una extinción masiva, que puede acusarse a la glaciación del continente Gondwana, que redujo el nivel de los mares, lo que como fue mencionado anteriormente, impulsó la evolución de los anfibios.

Cambios geológicos durante el período carbonífero

Al inicio del período carbonífero, aumentó el nivel global del mar y, por lo tanto, la extensión de este.  Descendió la temperatura en el polo sur, lo que conllevó la glaciación de Gondwana.

Lo que actualmente sería Norteamérica y Europa, se encontraba en el Ecuador. La acumulación de materia orgánica e inorgánica sepultada permitió las formaciones de una sucesión de capas de tipos de piedra: caliza, arenisca, pizarra y el mencionado carbón.

Al final del período carbonífero, el continente Gondwana se encuentra con Euramérica, permitiendo la formación de enormes y complejas cadenas montañosas.  Ensamblando el supercontinente Pangea. Esta colisión ocurrió en lo que actualmente sería el este de Norteamérica.

Surgieron entonces dos océanos “grandes”: Panthalassa, el océano exterior del continente y que representaba el más grande de todos, y Paleo-tetis, el mar interior dentro del continente Pangea, que en este punto tenía forma de letra “O”.

Clima del período carbonífero

El clima del período carbonífero, fue inicialmente templado, lo que favoreció la abundancia y extensión de vida vegetal, sin embargo, gradualmente el clima se volvió más frío. Tanto así, que el período terminó con una nueva era glacial que condujo a la extinción masiva más grande de la historia del planeta.

La glaciación del continente Gondwana, existió y continuó durante este período e inclusive llegó hasta el período pérmico. Pero esta glaciación del sur, no afectaba mucho al norte, donde las temperaturas eran cálidas y la vegetación florecía a pocos grados de latitud al norte.

Este período fue importante por el surgimiento del carbón, que el combustible fósil que empujó la revolución industrial, además del surgimiento de los reptiles. Ancestros de los dinosaurios, y los mamíferos, por ende, de nosotros.

Leave a Reply