Los Aportes del Plioceno para la Modernidad

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

La Época conocida como Plioceno parte del Período Neógeno, y se ubica en un rango temporal posterior al Mioceno. Para el año 2009, la Comisión Internacional de Estratigrafía, determinó el inicio de esta Época hace más de 5 millones de años y, el final, hace 2,59 millones.

Previo a esta determinación, se consideraba que el Plioceno había finalizado hace más de 1 millón de años; siendo parte de este, la Edad Gelasiense. Sin embargo, la Unión Internacional de Ciencias Geológicas analizó las muestras hasta concluir en que el Gelasiense debía ser parte del Pleistoceno, etapa posterior.

La distinción de Plioceno fue otorgada por el geólogo británico Charles Lyell, con el fin de referirse a una época más nueva; especialmente, por los hallazgos de mamíferos con características recientes. De ahí que, el primer fósil de homínido del que se tenga conocimiento, data del Plioceno.

Divisiones del Plioceno

Según la Comisión Internacional de Estratigrafía, el Plioceno se dividió en dos Edades: Zancliense y Piacenziense. Entre ellas se encuentran alrededor de 2,77 millones de años; la Tierra sostuvo una condición climática similar a la moderna y pudo promover la erosión de bosques y llanuras.

Edad Zancliense

(5.532.000 – 3.600.000 años). La denominación Zancliense fue propuesta por el geólogo italiano, Giuseppe Seguenza a partir del año 1868. El nombre se debe al título antiguo de la ciudad de Mesina, en Sicilia; lugar de nacimiento de Seguenza en el año de 1833. Esta Edad parte con teoría de la inundación zancliense.

Esta inundación, en teoría, pudo haber desbordado el Mar Mediterráneo, retomando la conexión con el océano Atlántico, relación que había perdido en el Mioceno. Se cree que este proceso duró más de dos años, aumentando el nivel del mar diariamente. Con esta reconexión, se daría paso a la Edad Zancliense.

Del mismo modo, el Zancliense dio fin a la Edad Messiniense del Mioceno, por medio de la conocida crisis salina. En este paso, se cree que hubo un alza en las placas tectónicas de Gibraltar. Esta situación resultó contribuyente a la conexión del Mediterráneo con el océano Atlántico.

Edad Piacenziense

(3.600.000 – 2.588.000 años). Se corresponde con el segundo momento del Plioceno, representa también su final. En otras palabras, también puede ser conocido como Plioceno tardío temprano. Su nombre fue originado como tributo a la ciudad de Piacenzia (Italia) en 1858 por Mayer-Eymar, científico suizo.

Plioceno

En 1999, el antropólogo Meave Leakey, en conjunto con su equipo, presenciaron el hallazgo de un fósil de cráneo de una especie relacionada en la biología con la humana.  El mismo tiene una data superior a los 3 millones de años, lo que permite ubicarlo en el Plioceno.

Caracterización geográfica del Plioceno

Durante esta Época continuaron estando los continentes a la deriva, aunque se produjeron importantes transformaciones ocasionadas por erosiones; choques tectónicos y significativas inundaciones. Por ende, su estudio se ha centrado en la inundación Zancliense y en el origen del istmo de Panamá.

Como ya se hizo mención, los estudios han determinado que, tras el desplome de Gibraltar, se produjo la ruptura de las placas tectónicas. El origen de este siniestro pudiera encontrarse en el diluvio del Mediterráneo, lo que pudo haber erosionado Gibraltar, hasta alcanzar la reconexión con el océano Atlántico.

Plioceno

En otro orden de ideas, el origen del istmo de Panamá tiene una procedencia de hace 3 millones de años. Previo a este evento, los océanos del Pacífico y del Atlántico se tocaban, intercambiando las variadas temperaturas de sus aguas. Esta barrera entre los océanos, ha beneficiado diferencialmente a cada uno.

Según Coates y otros geólogos (2016), las aguas del Atlántico poseen moderadas temperaturas y nutrientes restringidos; como beneficio de la creación de arrecifes de coral. Y el Pacífico se mantiene en bajas temperaturas y una riqueza de nutrientes que favorece la presencia de cardúmenes.

Los mismos científicos afirman que: “La formación del istmo fue un evento fundamental, que impulsó la reorganización oceánica global y los principales cambios bióticos en tierra y mar”1 p. 1. Las particularidades de los fósiles hallados, han constatado la similitud entre los organismos de ambos océanos.

Sin embargo, es también a partir de las especies encontradas, que se ha asomado la posibilidad de que el origen de este istmo sea superior a los 3 millones de años. Una idea que, de ser confirmada, “revolucionaría nuestra comprensión del cambio… en las Américas”2 p. 1 afirman Coates y otros (2016).

El clima durante el Plioceno

Desde sus inicios, esta Época se caracterizó por un clima cálido. Durante más de 3 millones de años, las condiciones fueron óptimas. Pero, para los fines del Plioceno, la inestabilidad trajo consigo a conjuntos de glaciares, que terminaron dando paso al Pleistoceno.

Gracias a lo óptimo del clima, se generó un alza en la altura del agua, se cree que estaría 25 metros más elevada que en la modernidad; la razón de esto fue el paso de sólido a líquido de los polos. En el Plioceno se manejó un clima similar al actual, con cambios estacionales como el invierno y el verano.

Con presentaciones climáticas mucho más áridas y secas, el Plioceno favoreció la evolución de la especie bípeda. En África se halló al primer homo bípedo, el mismo perteneció a la especie Australopitecos, ya se encuentra extinta; los estudios indican que vivió hace 3,9 millones de años, aproximadamente.

Plioceno

Estudios realizados por Melott y Thomas (2018), indican que hace 2,6 millones de años, explotó una supernova; extinguiendo gran parte de la fauna marina y deteriorando la capa de ozono. El estallido pudo iniciar incendios que terminaron convirtiendo en sabanas, las zonas boscosas, dando paso al bipedalismo.

“Después de esta conversión a sabana, tendrían que caminar mucho más a menudo de un árbol a otro, a través de pastizales, por lo que pasó a ser mejor caminar erguidos”3 (p. 325) indica Melott. Esta conclusión sirvió como sustento del primer hallazgo del Australopiteco hallado en África, proveniente del Plioceno.

Referencias

1 Coates, A. y Otros. (2016). Formations of the Isthmus of Panama. Science Advances. (02) p.1

2 Coates, A. y Otros. (2016). Formations of the Isthmus of Panama. Op. cit.

3 Melott, A. y Thomas, J. (2018). Terrestrial effects of moderately nearby supernovae. Lethaia (51) p. 325.

Leave a Reply